THEME ©

It’s official!


Luce moriría por Daniel.

Y ya lo ha hecho.

En cada una de sus diferentes vidas, Daniel y ella se han encontrado y se han enamorado, solo para ser separados trágicamente justo después. 

Pero ¿y si no tuviera por qué ser siempre así?

Luce está segura de que algo o alguien de su pasado puede cambiar su futuro. Así que, decidida a entender qué función desempeña en la lucha entre ángeles, demonios e inmortales, viajará a los múltiples momentos y lugares en los que su vida se ha cruzado con la de Daniel para presenciar una y otra vez el mismo encuentro fatal…







Oscuros: capítulo 12, ”Y en polvo te convertirás”

-Cam y tú -dijo, dejando las palabras suspendidas en el aire, como si fuera una pregunta-. ¿Pasáis mucho tiempo juntos?

-Parece como si no te gustara mucho esa idea -le replicó, pero al instante se sintió estúpida por hacer el papel de coquetona. Solo quería burlarse de él porque la pregunta había sonado un poco a celos, pero su cara y el tono de su voz eran muy serios.

-Él no es… -empezó a decir. Se quedó mirando un halcón de cola roja que acababa de posarse sobre la rama de un roble cercano-. No es lo bastante bueno para ti. 

Luce había oído esa frase cientos de veces. Era lo que todo el mundo decía. “No es lo bastante bueno”. Pero cuando esas palabras salieron de los labios de Daniel, parecieron importantes, incluso verdaderas y pertinentes, no vagas y desdeñosas como siempre le habían parecido.

-Bueno, entonces -respondió ella tranquila-,¿quién lo es?

Daniel puso los brazos en jarras, y sonrió para sus adentros.

-No lo sé -dijo al final-. Es una pregunta buenísima

No fue precisamente la respuesta que esperaba Luce.

-A ver, no es que sea tan difícil -empezó ella mientras se metía las manos en los bolsillos para reprimir las ganas que sentía de abrazarle- ser lo bastante bueno para mí.

Daniel la miró como si estuviera cayéndose por un abismo, y todo el color violeta que coloreaba sus ojos un momento antes se convirtió en un gris oscuro.

-Si -respondió-, si lo es. 

página 233